DESCRIPCIƓN DEL CURSO

El curso se realiza como una propuesta de reflexión creativa de los fundamentos conceptuales de la inclusión educativa y una búsqueda concreta de revisión del quehacer cotidiano en un intento de amalgamar teoría y praxis para construir una escuela a la altura de las circunstancias.

La inclusión escolar y la permanencia del educando dentro del sistema educativo son relevantes en este momento histórico en el cual, la globalización, paradójicamente, genera mayor exclusión y la singularidad del sujeto difícilmente se recorta de la masificación. Ante este mundo fraccionado, donde el ser humano es concebido como material descartable, y la marginación es materia corriente, la exclusión de los alumnos del sistema educativo no es sólo patrimonio del alumno con cierta discapacidad sino un síntoma que marca a grupos étnicos, religiosos, lingüísticos, sociales y culturales diferentes al grupo homogéneo y hegemónico para el que fue concebida, en sus orígenes, la escuela. Hoy el desafío es otro. No es la homogeneización poblacional en un proyecto monocultural lo que marca el rumbo de la escuela inclusiva. Ya no es una cuestión de mayor o menor integración de los alumnos con necesidades educativas “especiales” a la escuela común; la alternativa ahora se instala en las antípodas de la inclusión o exclusión de los individuos a la sociedad a través de la escuela. Lo que nos guía es la posibilidad de concebir la diversidad en la escuela como el rasgo preponderante que puebla las aulas y considerarla como un valor educativo, dar respuesta a las necesidades educativas de todos los aprendices desde una propuesta amplia y plural que respete el derecho a la educación de cada uno de los alumnos.

Se trata de un modelo de escuela en la que no existen "requisitos de entrada" ni mecanismos de selección o discriminación de ningún tipo, para hacer realmente efectivos los derechos a la educación, a la igualdad de oportunidades y a la participación.

REQUISITOS